September 10, 2010              

 

Llamado a Despertar: Avenda, Sept. 10-2010

 

 

Cuando nosotros tomemos nuestras vidas en nuestras manos, y finalmente hagamos lo nuestro, sólo entonces estaremos en el camino de regreso a nuestra libertad. Cuando nosotros vemos lo que hemos perdido, y lo que nosotros podemos regresar a nuestras vidas, entonces y sólo entonces, seremos capaces de hacer los cambios que se traducirán en las decisiones/opciones, que significan que nosotros estamos en nuestro poder, y haremos los cambios que nos traerán la tranquilidad que buscamos.

 

Nosotros no estamos solos en esta aventura. Nosotros estamos rodeados de innumerables seres de nuestro universo y de nuestro planeta hogar. Nosotros vemos la futilidad de poder tomar nuestras opciones y representar una diferencia –si nuestros corazones están llenos de miedo y dolor-; así que, tomamos nuestras vidas en nuestras manos y permitimos a nuestros corazones para guiarnos –con las manos y con la mente infinita-, a la tierra de libertad y oportunidad, para extender la riqueza del amor y la pasión, a lo largo de nuestras tierras, nuestros mares, nuestros valles y nuestras montañas.

 

Nosotros creamos lo que sabemos será lo mejor para nosotros. Tomamos lo que está alrededor nuestro y con lo que no resonamos le enviamos amor, incontables veces en nuestra imaginación. Nos atrevemos a no fallar, o nosotros estamos terminados, es lo que nos han dicho. ¿Usted realmente cree eso, o es la excusa que nosotros usamos, para no ponernos de pie una vez más hacia delante, y depurar/limpiar/sanar/transmutar en el poder que nunca muere?.

 

Nosotros estamos llenos de la promesa que el Espíritu nos da. Nosotros nunca estamos solos en nuestra progresión, ya que con cada paso que tomamos en el sentido del amor, hay más pasos dados en nuestra estela que NOS apoyan y ayudan a nuestra ganancia. No hay nadie en esta tierra que es menor, o más que nosotros. Nosotros estamos llenos de lo que se necesita para lograr la co-existencia pacífica entre toda la humanidad, sin importar el color de la piel, las diferencias culturales, el modo de vestir, o la forma de hablar. Todos somos el Uno en nuestro Interior, y en ese plano se encuentra el Poder de la Unidad, con la que se puede marchar hacia delante y crear un mundo tal y como nosotros queremos para ser.

 

Miren los animales del día. ¿Por qué es que estamos viendo más y más, que el león se acuesta con el cordero?. ¿Por qué ustedes piensan que esto está viniendo cada vez más en el frente?. Es un ejemplo -por todas partes-, de lo que nosotros somos. Es el regalo más grande de amor que esos animales pueden darnos, a través de su ejemplo.

 

Vengan ahora, queridos, y vena los cambios que ustedes pueden hacer, antes de que haya ninguna posibilidad más para hacerlo. ¿Nosotros vamos a levantar esta tierra y le daremos la bienvenida en nuestros corazones, o nosotros

 

vamos a intentar huir de ella a otro lugar, y otra oportunidad de hacer lo que nosotros hemos olvidado cómo hacer?. ¿O, nosotros nos hemos olvidado?. ¿Nos hemos simplemente escondido detrás de las mangas de la camisa de los que están caminando hacia delante; estamos nosotros diciendo “Gracias, por hacer mi trabajo”?. ¿Por qué nosotros nos escondemos en el miedo, para que nosotros no nos olvidemos de cómo recuperar lo que todavía tenemos?.

 

Yo sé que hay una oportunidad para todos nosotros, de caminar adelante en nuestras vidas y vivir la misma libertad que nosotros somos. Tome un paso cada vez. Caminar junto a aquellos que han caminado adelante, y ellos hacen eso de la manera que a ustedes les apasiona. Esa es la forma en la que nosotros lo haremos. Hay tantos de nosotros, cada uno aportando con nuestra propia parte del rompecabezas y siendo verdaderos a él, porque representa lo que nosotros somos, y de lo que somos capaces de hacer en el amor y la alegría. Hacemos eso, cuando nosotros expresamos adelante en la belleza que trae consigo la libertad. Cuando nosotros hacemos esto, aliviamos el dolor de los que ven cerrar sus ojos a la esperanza para la humanidad, en lugar de la desesperación que tantos sienten en estos tiempos.

 

Nosotros sabemos que la desesperación es una ilusión, aunque no se siente como una ilusión a aquellos que lo sienten. Cuanta más gente vea nuestro ejemplo y vea qué hay detrás de nuestra Luz, más se alegrarán cuando pongan sus ojos a descansar, y sigan adelante en la nueva vida que les espera. Nosotros podemos seguir adelante en nuestras vidas, y podemos hacer los cambios que crean la ‘Tierra Prometida’, y lo podemos hacer ahora, en este momento.

 

Pónganse de pie, queridos amigos, y sean parte del flujo de amor radical a través de la tierra y la transformación de toda la humanidad. Sean como el ejemplo que ya fluye en los animales y los corazones de tantas personas. Ustedes son el Amor. Ustedes son el Amor.

 

Con el Amor de Avenda,

 

Nancy Tate