November 26, 2010              

 

Llamado a Despertar: Nancy, Nov. 26-2010

 

 

Yo me siento aquí en este día y me encuentro a mí misma siendo muy agradecida por el silencio de este día. Mientras todos los tipos de actividad están sucediendo a mi alrededor ‘ahí afuera’, yo estoy en un estado relajado de ser. Yo no estoy diciendo que yo no estoy haciendo nada; sin embargo, lo poco que yo estoy haciendo, se realiza en la energía de la paz y  de amorosa presencia aquí.

 

Ayer fue un día de ajetreo y bullicio, para prepararnos para la compañía amorosamente anticipada de nuestros queridos amigos, para la fiesta sana, deliciosa de Acción de Gracias, a la que todos nosotros contribuimos. Mientras ellos estaban aquí, nosotros disfrutamos de la mutua compañía, y éramos todos viviendo esa de Acción de Gracias, para aquellas queridas personas que están en nuestras vidas.

 

Hoy, yo espero tener una noche en uno de nuestros restaurantes favoritos en la ciudad, donde las personas que lo tienen, son como familia para nosotros. Ellos nos abrazan, hablan un poco con nosotros cuando pueden y bromean con nosotros como lo hace una familia. He visto una diferencia en los lugares públicos a los que nosotros vamos, y es que somos recibidos con sonrisas genuinas y una energía de amor que es inconfundible. Eso parece bastante diferente a hace algunos años. Siento que refleja el número de personas que están despertando a su propia belleza, y que la reflexión de eso brilla adelante e ilumina a aquellos que están alrededor.

 

Yo nunca pensé que iba a disfrutar de la vida en una ciudad, o incluso en las afueras, sobretodo aquí en el borde noroeste de esta bella ciudad de Tucson.

 

Toda mi vida he vivido en la configuración del país, hasta los últimos 4-5 años. Ahora, al comenzar nuestro segundo año en este Hogar, he visto que hay pequeñas comunidades dentro de la ciudad, que pueden ser consideradas como un entorno de ciudad natal, con el potencial de expansión -de un momento a otro-, tomando otra ruta que te lleva más profundo en la ciudad.

 

Yo siento que esto podría estar representando lo que estamos evolucionando en nuestras vidas. Nosotros estamos tan acostumbrados a este pequeño planeta en este gran universo. Muy pocos de nosotros, en su caso, recuerdan lo que es estar fuera allí, y en el corazón de esta gran ciudad de la existencia

que llamamos un universo. Nosotros nos hemos preguntado cómo alguien podría estar más feliz en todo ese espacio y la actividad fuera allí -que no tienen idea de lo que es-, a excepción de la imaginación en las pantallas de Cine y TV, que juegan ante nosotros mientras estamos sentados en nuestros pequeños pueblos, y vemos, desde nuestra propia perspectiva de ser, “todo lo que hay ahí afuera”.

 

 

 

Muchos de nosotros hemos llegado a saber que no estamos solos, que la ciudad allí fuera está vertiendo con la vida y está esperando nuestra visita a las tierras que ellos han construido y obtenido a través de sus propias imaginaciones, y de los seres que amorosamente están esperando nuestra visita al gran desconocido. Yo siento que mucho de lo que re-descubre no es el gran desconocido. Es el gran no-recordar (olvido), y para algunos es el gran recordatorio, lo suficiente como para que sea un evento que nosotros esperamos en gran medida, con una sensación de expectativa. Esa expectativa, de nuevo está llena con la emoción de un nuevo mundo para explorar y hacer el Hogar.

 

Nosotros estaremos listos para la expansión de nuestro mundo, tal -como yo y otros-; se ha vuelto más fácil la aceptación de la vida en este mundo de comunidad y el amor que nos rodea. Nuestro entorno inmediato es de una percepción rural, mientras que, derecho abajo por la carretera es la entrada a la ciudad que está demostrando ser una familia maravillosa, que nos da la bienvenida a su hogar y modo de vida, que no está tan lejos de lo que es nuestro, ya no, si alguna vez lo fue.

 

Así, mis queridos amigos allí fuera, yo estoy diciéndoles en este Viernes Negro de 2010, lo que representa es atraer a su seno todos los maravillosos regalos -que le permita su presupuesto para sus seres queridos-, porque la importancia del nombre para el día de hoy, yo lo veo como ser hermoso. Ahora yo estoy viendo la realidad, con el significado de las palabras en nuestro idioma. La palabra negro ha denotado a veces algo no tan positivo, como otras palabras que denotan el color. La fuerza de la palabra, la palabra ‘anti’, otras palabras -demasiado numerosas para mencionarlas-, han tomado diferentes significados de lo que originalmente representaba. 

 

Es ahora tiempo de ver el significado original de nuestras palabras y lo que representan, y verlos en la pureza y el amor de la que proceden. Así como está con la gente, los animales, la vegetación, los minerales y todos los nutrientes de nuestros suelos, y nuestra tierra, que en un tiempo formaban parte de otro planeta. Todo esto está en un estado de constante evolución, y, sin embargo, tienen el corazón y el alma original, que lo hicieron tan amorosamente puro y maravilloso como el que los trajo adelante, La Fuente de Todo.

 

Esta es la Verdad de Todo Lo Que Es. Desde la expansividad de este universo, que no es sino parte de una multitud de universos, hasta el más mínimo átomo está haciendo su camino de regreso al estado de anti-materia de la que procede. Todos Somos Uno y, cualquier parte del Uno forma parte de Nosotros Mismos. Recordemos eso la próxima vez que vayamos a través de de algo que nos resistimos a experimentar, y recordemos que todos nosotros tenemos nuestra propia habilidad para quedarnos en la Luz y Amor, de donde nosotros vinimos. Nada puede ir en contra de lo que llamamos a nosotros mismos en cada momento, porque es de nuestra creación, en el cuadro más grande.

 

 

Desde el hogar de mi corazón en el condado, ajustando al calor expansivo de la ciudad, al universo, que sostiene todo, y más allá de nosotros ‘Uno está’, y nosotros estamos viviendo lo que nosotros escogemos. Bienaventurados somos, porque es nuestro mundo.

 

Los amo a todos,

 

Nancy Tate