Wakeup Call Message
November 29, 2006

 

                                                        

 

 

Llamado a Despertar: Saint Lucius

Noviembre 29, 2006

 

 

 

Dense tiempo este día para encontrar en sus corazones y bendecir a los niños quienes están dándose a sí mismos como una lección para la humanidad, por todas las trasgresiones que son puestas sobre ellos. Sus hombros son anchos y fuertes, porque en su lugar aquí en la Tierra, ellos ponen especial énfasis en los poderes de la fuerza y el poder de la verdad. Ellos hacen así con una cierta cantidad de decoro que entretiene los sentidos y lo que se llama Milagros en la cara de acontecimientos ordinarios.

 

Cuándo ustedes miran en los ojos de un niño, ¿qué es lo que ustedes ven?. ¿Ustedes ven a un extraño mirando hacia ustedes, o ustedes ven el reflejo de la verdad que ustedes a veces tratan de evitar?. ¿Esa verdad les mantiene a ustedes con los brazos extendidos, o les mantienen esa verdad de hacer señas en su puerta?.

 

Este es un momento en la vida de la tierra, cuando muchos buscan un consejo de un poder más alto que ellos consideran ser. Nunca antes en la historia de este planeta, tantos han buscado lo que es correcto dentro de ellos, aunque ellos no conocen la clave para abrir la puerta a la sabiduría y amor que ellos buscan.

 

Vengan ahora -mis queridos-, y abran esa puerta. Dejen de lado cualquier falsedad acerca de ustedes mismos, como "Yo no soy digno", "Yo no busco nada más que la ganancia para mí mismo, y eso es egoísta y poco piadoso"; "no hay nada de Dios en mí, por lo tanto, yo caeré en el Infierno cuando yo muera", "Yo no soy más que un humano, y de ningún valor". Estas y otras falsedades escapan de las dragas del subconsciente y hablan a sí mismos en acción y en el pensamiento, cuando los vendajes del mundo superen la sensibilidad del alma.

 

¿Cómo puede una persona que ha nacido en Dios estar tan lejos de la marea de la verdad, que es su herencia?. Es porque hay saliendo una inundación de la diatriba de falsedades que se engrosan a través de cada célula en el cuerpo de todos. Estas ideas de impiedad han estado recolectando durante millones de años, y están llegando a ser habladas en pensamiento y dichas por tantos. Es una cosa temporal para todos ustedes. Para algunos es más pronunciada que para otros, porque se cumple con una gran cantidad de resistencia.

 

Para aquellos de ustedes que han podido reconocer las mentiras, a medida que ellas vienen adelante, ustedes tienen un tiempo mucho más fácil y amoroso con ellas. Ustedes reconocen que estas mentiras que persisten en su puerta, no son sino la memoria, y ustedes les permiten deslizarse adelante y las convierten en la luz de la verdad, de la transmutación de la Llama Violeta del amor y la curación. Ustedes saben que a través de su capacidad de reconocer la verdad y aplicarla a su vida presente, ustedes están permitiendo el flujo a través de ustedes y ven la verdad cuando hace seña en su puerta.

 

¿Qué hacen los niños cuando ustedes los miran a sus ojos?. Ellos les regresan una copia de sí mismos en su reconocimiento de quiénes son ustedes. Ellos ven los otros que ustedes han identificado en sí mismos para ser, y ellos ven cómo ellos han interactuado con ustedes en tiempos pasados. Ellos les conocen como ellos se conocen a sí mismos, y en ese momento de verdad ellos les envían su mensaje. Ese mensaje es para darles la bienvenida a ustedes a la verdad de lo que ellos representan. Esa verdad es que ustedes y los niños, juntos, están trayendo la Nueva Era Dorada, y al hacerlo, ustedes están rindiendo un homenaje a todo lo que ha venido antes y lo que ha de venir, compilado con lo que está en este mismo momento.

 

Así que, cuando ustedes vean a un niño y ustedes les pidan que vengan con ustedes al columpio, a jugar a la pelota y ver cuán lejos pueden ir, o nadar con ellos en los mares eternos de la verdad, entonces, vayan por ellos. Jueguen y diviértanse en la noche de los sueños, y luego, únanse a todos los niños en los campos de ensueño y retocen en el estado de eterna bendición, porque ahí es donde está la verdad. No está en su mente esos problemas con confusión, no en la historia de la mentira que pretende ser escuchada, sino en la alegría y la paz del momento presente, perdidos en amor y la búsqueda de la superioridad de la verdad.

 

Esto es lo que les hace libres. Libres para amar y vivir en la imagen del Creador. Libres para ir y ser como los Dioses!. Libres para amar todo lo que hay de una forma que no guarda reservas. Libres para hablar y ser escuchados, cuando su corazón y su alma extiendan adelante su voz. Den confianza a los niños y escuchen la verdad cuando flota fuera de sus labios, porque es sólido y reverbera con el coro de los ángeles en vuelo sobre los corazones y almas de toda la humanidad.

 

Yo Soy Sant Lucius, y Yo dejo esta transmisión ahora; duerman en los brazos de los niños, y ámenles como un hijo ama a la Madre y al Padre.

 

Gracias, querido Lucius

 

Amor, Nancy Tate