May 27, 2010              

 

Llamado a Despertar:

La Colectividad – Mayo 27-2010

 

 

Queridos, Nosotros estamos en el umbral aún de otra transformación que nos llevará conectará con otra parte de Nosotros. Es una verdad que Nosotros somos parte del Universo, y en esa verdad –es de hecho-, que nosotros nos vemos afectados por todo el universo; cada parte de él, todos los matices de la acción que tienen lugar en el Universo, afecta a todos y a cada forma de vida. A medida que esta transformación tiene lugar, experimentamos muchos efectos y nos encontramos con que a medida que llegamos a través de estas causas, Nosotros crecemos y nos desarrollamos de una manera que es secuencial, y movida fácilmente a través de muchos casos.

 

Sin embargo, hay algunos eventos en los que Nosotros damos los desafíos que contribuyen a nuestro bienestar y nuestro salto hacia delante, que requieren ciertas fases de nuestra evolución. Nosotros estamos a la altura del trabajo,  porque el espíritu no los enviaría a nuestro camino, o les ordenaría, si no fuera así. Nosotros hemos sido creados a partir de la semilla original de la Fuente, y, en ese legado se encuentra la ilimitada capacidad para la transformación.

 

En este momento la Tierra está experimentando un efecto de la Luna. Esta esfera –que es una parte de la órbita de rotación terrestre-, está experimentando un retorno a su estado original, desde antes de que fuera la nave solitaria para su compañera de rotación, la Tierra. En una época, no había otra nave en órbita con la Luna, una segunda Luna que sostuvo las energías femeninas, una vez en el tiempo; la Luna que nosotros vemos ahora en el cielo nocturno tiene las energías masculinas. Cuando la Tierra fue creada –a partir de la división de Tiamat-, había dos Lunas sostenidas en su lugar. Era una parte secuencial de la rotación del planeta, mantenida en su lugar, por la unidad de su energía.

 

Cuando la idea de la dualidad estaba en sus etapas iniciales fue unida por su influencia heredada de unidad, y como la idea de dualidad comenzó a afianzarse cada vez más, los acontecimientos de la Tierra y su relatividad con las dos Lunas empezaron a cambiar, hasta que finalmente la Luna femenina comenzó a descender hacia la Tierra, interrumpiendo esa relación secuencial con sí misma y con la Tierra. Esto causó que la Luna desapareciera y dejara la órbita. Fue un destello deslumbrante de Luz –que en la influencia y la relatividad de la Tierra, parecía ser una explosión-, dispersando todas las piezas en partículas de Luz cegadora. Esa luna no podía permanecer en el cambio de energía de la dualidad y en su resistencia, a que la energía se mantuviera en la dimensión más alta.

 

Lo que causó la explosión, aparentemente, fue la resistencia que la Tierra estaba poniendo al cambio, ya que descendió a la dimensión menor de la dualidad. Era lo que ustedes considerarían el próximo punto cero en el retorno. Darse cuenta de que la energía se aleja de sí misma, crea un campo más amplio de resistencia, por lo tanto, una explosión visible. Como la energía se eleva, está volviendo a su estado original superior, así al retorno no encuentra resistencia y no hay explosión; es un retorno instantáneo a la unidad. Este período en un lado del punto cero, y en el otro lado de la misma, puede parecer como años, milenios; es lo que se conoce como el tiempo, por consiguiente se influencia por la idea del tiempo. Una vez en el otro lado -el lado más alto del punto cero-, la influencia comienza a desaparecer, y todos están despertando al estado original de ser, con una diferencia. Esa diferencia está en la experiencia que se ha adquirido durante el tiempo de la dualidad, junto con todas las expresiones, desde el origen de la creación.

 

¿Dónde nosotros estamos ahora, preguntas ustedes?. Nosotros estamos ‘antes’ del retorno al lado más alto, nosotros siempre estamos tan cerca del retorno a la unidad. Cuando ustedes consideran todo lo que ha venido antes y todo lo que está por venir, no es más que un parpadeo del ojo que explica dónde estamos en todo este cuadro. Nosotros estamos sometidos a todas las influencias desde la Tierra a la Luna, al resto del sistema solar, la galaxia y el Universo. Debido a esto, Nosotros estamos experimentando el mismo tipo de cambios e influencias, de uno a otro de nuestros cuerpos y la complejidad de los mismos. En esto se incluye el cuerpo de la Tierra, Gaia. Todos los cambios que Nosotros estamos viviendo, son todos ocasionados por la relatividad gravitacional –una a la otra-, de este cambio, evolucionando la existencia. Así que cuando usted sienten estos cambios, cuando los ven pasando, saben que todo es parte de la evolución del orden universal y que todos nosotros vamos a permanecer en nuestros lugares en la evolución. Nosotros no seremos increados, inexistentes. Simplemente seremos lo que Nosotros –como un cuerpo unificado será-, lo que es nuestra intención para la totalidad. Individualmente se traducirá en nuestras vidas en la forma en que está destinada. Nosotros iremos a expresar para siempre en ese intento, y seremos una parte de la gran expansión evolutiva de nuestros seres hasta el infinito.

 

Nosotros sugerimos que ustedes todos continúen y sepan que lo que viene a su manera es hermoso y es parte de lo que ustedes han elegido para la evolución que está teniendo lugar. Den una mirada alrededor de ustedes a la belleza que está en su mundo, y sepan que son magníficos ejemplos de lo que han creado a través de la Mente infinita. Sepan que, a medida que continúen a través de este proceso, ustedes están construyendo un hermoso –“nuevo a usted”-, mundo que estará en perfecta secuencia con el resto del universo. No hay nada que está equivocado en su mundo, simplemente es parte de lo que ustedes crean. Si no es de su agrado, ustedes lo pueden cambiar. Si ustedes no tuvieran una mano en la creación de su mundo, entonces, no estarían en su mundo. Es así de simple. Ese es el hecho de liberar con que ustedes están dotados. Ustedes pueden crear su mundo, en cualquier forma que ustedes desean y piensan. Así que cuando ustedes dan una mirada a su alrededor, cuando ustedes sienten lo que su cuerpo está sintiendo, saben que formaba parte de su creación, y podrán ver el poder que tienen para crear su mundo de la manera que ustedes deseen para que pueda ser.

 

Nosotros dejamos este mensaje ahora y nos sentamos atrás maravillados, y vemos cómo ustedes entran en la belleza que son ustedes. Felices creaciones constituyen un mundo feliz.

 

Gracias querida Colectividad,

 

Amor, Nancy Tate