March 16, 2009              

 

Llamado a Despertar:

Nancy – Marzo 16, 2009

 

 

 

Toda esta idea de no prestar atención a nuestro pasado, pero viviendo nuestro ahora, es desechar todos nuestros ahora. Como nosotros vivimos nuestra presencia ahora, nosotros vivimos nuestro todo. Todo lo que nos ha pasado a nosotros, está ahora con nosotros y no puede ser descartado. Es toda la parte de lo que nosotros hemos hecho, y lo que nos trajo a este punto en nuestra evolución.

 

Consideren que nuestra serie de vidas y experiencias es toda uno, secuencial, sin separación. Eso es realmente como es, ¿no?. Entonces, ¿cómo podemos nosotros decir que no puede haber ninguna consideración de cualquier parte de ella, en lo que nosotros hacemos en este momento?. Cuando nosotros nos sentamos en una silla que parece ser un poco inestable, todavía, nosotros decimos que nos sostendrá, entonces, no es así y nos caemos al suelo, ¿nosotros no estamos viviendo de la totalidad de nuestro pasado, presente y futuro?.

 

Mírenlo de esta manera, nosotros nos fijamos en una silla que parece ser inestable, y recordamos otras incidencias, cuando encontramos algo para ser similar para provocar el mismo tipo de resultados;  ¿nosotros no estamos dándonos la oportunidad de crear otra realidad?. ¿Nosotros no nos damos la oportunidad de elegir otra silla, o para no sentarse en absoluto, si no hay otra opción segura?.

 

Éste es un ejemplo sencillo de lo que nosotros podemos beneficiarnos de conocer nuestra historia. Tan lejos como nosotros podemos ir en nuestra historia –ya sea en la Tierra, o antes-, es todo parte de una línea en nuestra evolución. Nosotros aprendemos de lo que nosotros elegimos en la energía (círculo) que nosotros expresamos a través de las líneas (potencia) de la acción; es cómo nosotros evolucionamos. En el círculo de energía que nos da un potencial, nosotros elegimos y entonces, ponemos el poder a esa opción, y el curso de acción es la línea que nos lleva a la expresión de esa elección.

 

De esta manera, nosotros podemos ver toda la energía que hemos acumulado y nos hemos beneficiado de lo que vino de la misma, donde las varias diferentes líneas nos llevan a ver lo que nuestra siguiente opción nos puede dar. Cuanto más nosotros nos adentramos en lo que hemos experimentado, más nosotros nos damos la oportunidad de evolucionar a un estado superior, a través de nuestras elecciones. Y la belleza de esto es que nosotros ni siquiera tenemos que recordar todo lo que hemos acumulado. Lo que nosotros podemos hacer es confiar en que el primer pensamiento, ese ah-ha, es el momento que nos dice que la elección es perfecta.

 

Al abordar el tema de los Draconianos que un amigo planteó -yo me doy cuenta de que mis escritos y las varias cosas que yo he leído-, yo me refiero a los Draconianos como los Reptiles. Yo creo que ellos son lo mismo, o de la misma base de especies. Los Reptilianos han sido los renegados de nuestro Universo desde su creación, y, parece que, su propósito en este Universo es el de ser el espejo de lo que nosotros no somos como los seres de luz y representantes del amor. Interesante notar que en el mundo de la fotografía –en tiempos pasados, antes del mundo de la fotografía digital-, “el negativo es el resultado de la creación de reflejar la propia imagen de la figura real que se ha registrado”, o representado. Del negativo, viene la clara y “real” imagen que nosotros conocemos y amamos.

 

¿No es esto lo que nosotros vemos en nuestro mundo, nuestra perspectiva universal?.  Nosotros tenemos por delante la idea de que somos de este mundo, y de que nosotros somos para nosotros mismos, y, que no hay otro que es real. Nuestra imagen del espejo –o nuestra imagen negativa-, no es lo que realmente nosotros somos; ella es nuestra sombra/la sombra del ser. Interesante el uso de la sombra en el relato de la oscuridad que consideramos como el negativo, y no de la luz o del amor. Quizás es tiempo para ver que la oscuridad es representativa del amor, sin la claridad de quien nosotros realmente somos, y de la luz que brilla sobre la Verdad.

 

Esto me lleva a la idea de Maldek y cómo figura en nuestra realidad. ¿Estamos nosotros viviendo realmente la historia de Maldek y cómo nos afecta ahora?. ¿No estamos siguiendo nuestras viejas ideas que empezaron en ese planeta, que nos dio el comienzo en la búsqueda de lo lejos que nosotros pudiéramos alejarnos de la Verdad?. ¿Cómo nosotros no podríamos seguir esta vieja idea y que la vieja historia sin comenzar la cinta de la experiencia, sin tener un ejemplo diferente que nos lleve a otro camino, un camino diferente?.

 

¿Por qué nosotros deberíamos tomar ese camino, si no viéramos que nosotros podemos elegir de nuevo, hacer otra elección, otra realidad, de la que se podría crear otro destino?. ¿Y cómo nosotros podríamos haber tomado esa decisión –nacida de la idea de otros-, si no hubiéramos conocido que estábamos destinados a algo que iba más allá de las ideas y acciones del día?. ¿Eso no habla de horizontes que se extienden hacia atrás y hacia adelante –desde el nacimiento de la existencia-, hasta el nacimiento de más existencia?. ¿Cómo nosotros podemos separar cualquier parte de nuestra existencia  de nuestro momento de elección –ahora mismo-?.

 

El secreto para la opción perfecta, es vivir el momento de la manera más completa y sucinta posible. Hacerlo de una manera que va más allá de la cuestión del perdón por las malas decisiones, porque no hay tal cosa. Ir más allá de lo que elegimos en otro momento, porque ese otro momento es parte de otros -de lo que era entonces- es ahora, y ahora es más de lo que era, cuando la otra opción fue hecha.

 

Maldek pasó, está pasando, está todavía por pasar. Nibiru es, fue, es todavía ser. La Tierra es, fue, es todavía estar. Este Universo es, fue, es todavía ser. ¿Ven lo que yo estoy diciendo?. En cualquier momento, en el círculo de energía que nosotros podemos alcanzar, y, tocar lo que nosotros hemos creado –y lo hemos dicho desde el principio al final-, o ahora, sin importar lo que eso representa en nuestra experiencia total. Entonces, ¿cómo considera usted que hay una cosa que no es un factor en la forma en que evolucionamos; y, cómo nosotros podemos hacer una elección en nuestra realidad/momento presente?.

 

Vamos a llevar esto a nuestra realidad actual y cómo nosotros vamos desde aquí, en este mismo momento. ¿Cómo les gustaría ir?. ¿Qué les gustaría poner en consideración, por las opciones que usted hace?. Entonces, háganlo. Traiga lo que usted considera en sus opciones. Considere su realidad en la forma en la que usted ve su mundo, para ser, y ha sido, o, será. ¿Cómo puede alguien decir que hay una manera –mal o bien-, cuando es todo lo que es, en el momento de pensamiento?.

 

Vayan ahora y vivan su vida en la consideración de que ustedes están dentro de la melodía. Todo es su elección y ustedes pueden crear su mundo de acuerdo a su elección. ¿Usted escoge tener un mundo que es forjado con la guerra, disputa, hambre y pobreza?. Entonces, sintonice ese mundo que se presenta delante de su mundo. ¿Usted decide crear su mundo en la promesa, el potencial y tal vez?. Entonces viva eso, un paso para ser vivido en el futuro. ¿Usted escoge crear su mundo en amor, prosperidad, paz y alegría?. Entonces, escoja esa realidad y vívala al máximo.

 

Usted no tiene que ser esclavo de lo que es otra idea de la realidad. Usted no hace eso!. Usted puede estar en la realidad que usted escoge. Usted ‘es’ la realidad que usted elige. Ni siquiera el portador de estas palabras, no tiene que ser el representante de su elección, o una idea de cómo crear su mundo. Vívalo a su manera, a la medida de lo que usted elija. Una vez usted comprende que ‘sólo usted es responsable de su opción del mundo’. Nadie más puede esclavizarle, o traer a usted lo que usted no elige. Una vez que usted comprende que ‘al máximo’, entonces se convierte en realidad.  Sea eso que usted escoge y, en la plenitud que es la Verdad en acción. Sea eso que usted escoge, y elíjalo una y otra vez, cómo usted gire a través de la vida. Hónrese a sí mismo y ame a quien está en todo momento, porque el Espíritu hace, sin fin.

 

Gracias a todos por ser quienes ustedes son,

 

Amor, Nancy Tate