December 23, 2010              

 

Llamado a Despertar: Hatonn, Dic. 23-2010

 

 

Llega un momento en la vida de todo el mundo, cuando lo ordinario se vuelve extraordinario. Eso significa que, no importa lo que usted hace en la vida, - se pueden hacer tantas cosas con ella, que no hay ninguna atadura. Cuando llegó el momento, cuando ella –Nancy- quiso cantar, y hacerlo en una manera que represente lo que ella podía hacer, de una manera que podía decir Te Amo, ella lo hizo. Encontró la forma para hacer lo que había estado soñando desde que era una chica joven, sentada en el muelle de la casa de verano que su tía tenía en Maine. Ella le dijo a su tía, entonces, que le encantaba cantar y ahora está dando un paso adelante.

 

Esta es la continuación de un sueño que ha sido durante muchos años en el reparto. Esto es lo que ustedes pueden hacer. Nunca hay límite alguno al reconocimiento de que ‘hacer lo que proviene del corazón’, se puede lograr. Esto va para el canto, tanto como va para el ahorro, o el restablecimiento de la libertad desde los límites que se han establecido en sus vidas.

 

Nunca vuelvas a decir que es demasiado tarde, porque ‘nunca es demasiado tarde’. Siempre es ahora, y en el Ahora nosotros podemos ir por el camino completo para el restablecimiento de aquello con lo que hemos nacido, con la libertad de ser quienes realmente somos, y para demostrar eso en todo lo que hacemos. No hay nada que nos pueda detener, una vez que recordamos lo que somos, y actuar en esa libertad y la verdad de lo que es.

 

Vayan ahora en este día de fiesta, y vean que no hay nada que ustedes no puedan hacer, esto está en sus sueños y en sus corazones. Ustedes son los creadores de su vida, y así, Yo Les digo ahora: ‘ustedes pueden hacerlo’. Suban hasta el plato de la libertad y caminen a Casa a dirigir la Casa, que les sirve mejor de lo que ustedes pueden imaginar.

 

Yo Soy Hatonn, con Nancy y cantando con ella en este día de días. Deseo Feliz Navidad a todos ustedes en la energía de la libertad a través de la cual se puede vivir para siempre.

 

Gracias, y Felices Fiestas querido Hatonn,

 

Amor, Nancy Tate