December 24, 2009              

 

Llamado a Despertar:

La Colectividad – Diciembre 24-2009

 

 

 

En este día de días, Nosotros hacemos una pausa y nos preguntamos ¿De qué se trata de tanto alboroto?. ¿Por qué nosotros aplicamos tanta actividad para un día, que algunos se preguntan acerca de su validez?. Nosotros traemos algún pensamiento a este día y, cuando hacemos, Nosotros tomamos acción de nuestras vidas y como vivimos día a día y, lo que hacemos de todo lo que está ocurriendo a nuestro alrededor. ¿Hay algo en esta manera de vivir, que se relaciona con todo esto, con lo que este día es?. ¿Existe todavía alguna semblanza de lo que este día comenzó, hace tantos años?. Como Nosotros preguntamos esto y buscamos respuestas a lo lejos, Nosotros reducimos la velocidad y miramos a nuestro alrededor. ¿Qué es el árbol adornado con guirnaldas y luz?. ¿Por qué hay un pavo y todos los detalles que adornan la mesa, en lugar de una simple comida de maíz y harina de cebada?. ¿No tiene  alguien una idea de lo que realmente significa?.

 

Yo les digo ahora, que hay una respuesta para esto, y eso es que, y es una que Nosotros traemos adelante, para usted escoger o no. Este día comenzó con el nacimiento de una nueva idea, una nueva manera de ser y, de la oportunidad para anunciar el nuevo día, de una nueva bendición que ha recibido la visita sobre Nosotros. Esta nueva idea es que, Nosotros nacemos en un lugar simple, y que nos elevamos en la gloria sobre la tierra, que construye un parentesco con todos los que entran en nuestro hogar. Nosotros caminamos por cantidad a los pobres y a los ricos, hablamos y nos reímos con todos los que escuchan y, Nosotros estrechamos sus manos y abrazamos su belleza.

 

No es de extrañar que, a medida que Nosotros vamos de año en año y llenamos nuestras bolsas de compras -mientras se vacían nuestros bolsillos-, lo que nos queda es buscar lo que dejamos atrás cuando éramos niños, inocentes en la celebración de este día bendito. Nosotros sabíamos entonces lo que era la historia, y como el bebé acostado en el pesebre llegó a tipificar, lo que teníamos que cumplir dentro de Nosotros mismos. Nosotros nos dimos la oportunidad de salir y llenar el día de hoy con la verdad de lo que somos y lo que eso significa, más profundamente.

 

Nosotros todavía estamos dándonos esa oportunidad. Nosotros todavía estamos caminando en el amor y buscando el ejemplo exterior de lo que está dentro de lo que Nosotros sabemos que la Navidad representa. Nosotros sabemos que, si queremos ejemplificar todo lo que hacemos en esta temporada, estaríamos tomando todas las medidas, envolviendo a todos los presentes, y sentándonos en todas las fiestas con un corazón alegre y un alma llena de amor. Nosotros crearíamos una celebración espiritual de lo que Nosotros sabemos que este día realmente significa.

 

Nosotros sabemos que este día simboliza más de lo que hacemos en la superficie, en las tiendas y en las habitaciones de las salas de estar alrededor del árbol enjoyado. Nosotros nos decimos a nosotros mismos, que a pesar de que podemos haber olvidado el verdadero motivo de celebración, Nosotros sabemos profundamente que dentro de eso hay –de hecho-, razón para celebrar, y no es porque nosotros estamos comprando ejemplos de esa alegría. Esto es porque Nosotros sabemos en nuestros corazones, que cuando doblan las campanas, doblan por Nosotros y la gran apertura que nosotros estamos pronto a tener. Nosotros, estaremos de pie entonces en la verdad de lo que realmente es, y Nosotros no pereceremos de la verdad de la gloria eterna, a través de la inclusión de lo que hacemos hoy.

 

Nosotros escogemos celebrar de alguna manera eso que está dentro de nuestro deseo, y, al hacerlo, creamos una energía de la celebración de todo lo que El Cristo representa. Nosotros creamos amor en movimiento, la gloria de nuestro entorno, y la alegría en los corazones, cuando celebramos el nacimiento de Cristo dentro, en su totalidad y de una vez, en la intención consciente. Nosotros hemos liberado la Fuerza de Mushaba, que lleva mucho tiempo esperando que se Le hable y cante en los tejados en dulce estribillo, y en las creativas formas que Nosotros traemos a nuestra propia historia de la Navidad, en la celebración de El Cristo.

 

Así que, vayan adelante, mis queridos, y al aro del Año Nuevo, a sabiendas de que la celebración de este día no es más que la celebración de apertura de las nuevas experiencias, que son llamando a ustedes en los cambiadores que serán con ustedes en las próximas energías. Barran las noticias alegres bajo la alfombra y sepan que, a medida que como ustedes hacen, están sembrándolas para una nueva manera de vivir en la alegría y amor, que caminan para siempre en la paz a través de toda la existencia.

 

Gracias, queridos Saint Germain, Hatonn, Overton, y a todos los de la Colectividad.

 

Amor, Nancy Tate