April 08, 2009                

 

Llamado a Despertar:

Nancy Abril 08-2009

(Escrito en Abril 06)

 

 

 

El Restaurante Porterhouse, quemado parcialmente el 27 de Diciembre de 2008, en un acto del destino. Entonces, el 05 de Abril de 2009 lo que quedaba en pie se quemó en un acto de conclusión, para nunca volver, excepto en mi corazón, para siempre jamás.

 

El Porterhouse, que una vez fue la casa de mis abuelos, y mi lugar de refugio -para todo lo que era inocente y feliz,   limpio y restaurativo-. Era el lugar donde los sueños nacen y son restaurados, cuando el amor de la familia es acariciado y se perpetúa. Era Grammie y Abuelo, y era el lugar que siempre estaría allí, hasta Abril de 2009, cuando se convirtió en un lugar de realidad, y donde las lecciones de perpetuidad del cambio fueron a descansar en mi corazón.

 

Antes de que fuera el Porterhouse, eso fue el hogar de algunas personas que lo encontraron para ser parte de un refugio durante un tiempo, y antes de esos tiempos, era la casa de mis abuelos y mi lugar para ir en búsqueda de diversión, de alimentación, construcción de la memoria de los tiempos. Recuerdo que, en el bosque del viejo esqueleto ruinoso de un coche, en el que he pasado muchas veces acelerando un motor inexistente, y dirigiendo mis sueños en el asiento del conductor, a través del bosque circundante. ¿Cuántas veces he viajado a través de ese bosque en busca de los secretos que llevaron a la reactivación de la diversión y el tesoro, la conquista de la magia que vive en los árboles y la maleza, que llevaron los secretos que nunca serían revelados?.

 

¿Cómo puede perderse un recuerdo?, ¿cómo puede la magia que vive en las malezas, ser barridas por las llamas de hoy?. Ellas no pueden!. No importa lo que la sociedad dice y hace, nada puede perderse que reclama su lugar en las ruinas de ayer. Nada puede pasar inadvertido, eso fue una vez todo lo que había en su vida. ¿Cómo puede cualquier cosa que tenga influencia en la vida de uno, ser arrastrado por las llamas que llegan al cielo y se pierden en las nubes que drenan los sueños perdidos, que nunca encontrarán su manera al olvido?. Los sueños que se quedan con nosotros se mantienen vivos y se funden en nuestras vidas de la manera que consideran adecuada para nuestro tiempo y para la hora del día.

 

Yo he encontrado los tesoros de mi vida en las habitaciones de los abuelos, que después alimentaron a muchos que encontraron su camino a El Porterhouse, después de que mi primo creó un tributo al talento de la abuela, para la alimentación de los unos, a quienes ella amaba. Fue un hermoso ejemplo de lo que era nuestra vida, para la alimentación de las masas y rindiendo homenaje para el sostenimiento de la vida. Cuando él se dio cuenta de que había cumplido su homenaje a la vida de nuestros abuelos, que luego entregó a los demás para expresar su ejemplo, de cómo leer su mensaje y cometidos en los años por venir.

 

Entonces llego el momento de la aparición de un nuevo mensaje. Llegó el momento para mover fuera de lo viejo y entrar en lo nuevo. No hay cantidad de fuego, no hay alcance de la llama que pueda apagar la luz de la Verdad de la familia y las lecciones aprendidas en el hogar del amor. Ningún edificio, ningún pedazo de terreno puede representar la verdad de lo que está oculto en la tierra del amor y de las cenizas del renacimiento.

 

Cuando yo me siento frente a este teclado hoy, las lágrimas escapan de las esquinas de los ojos, los últimos vestigios de limpiar los sollozos que me llenaron de la necesaria liberación, para seguir adelante. Yo recuerdo la inflamación del amor, expresada en mis pensamientos de esta belleza que se oculta bajo las cenizas del ayer. Yo lo hago a sabiendas de que nunca más, y nunca de nuevo habrá otro Porterhouse, pues fue su camino destinado y sirvió a su propósito destinado.

 

Se trata para mí de demostrar que no importa lo que es la vida; es vivir, y a través de los cambios, es la salvación de lo que se nos presente. No importa lo que sufrimos y no importa aquello en lo que nos deleitamos, todo está vinculado estrechamente en el creciente y menguante de la vida. No importan las sombras de la luna, nosotros siempre daremos la oportunidad para el crecimiento, a través de lo que se nos ha dado, nuestros dones de la vida y el amor. Nosotros siempre debemos seguir adelante y vivir en el movimiento que se nos ha dado, o, nosotros pereceremos. Y perecer es olvidar lo que nosotros hemos aprendido. Olvidarse, es tener que hacerlo todo de nuevo.

 

No, no yo!. Yo he aprendido, y en el aprendizaje yo sigo y saludo a la vida como una nueva oportunidad para incorporar lo que el Porterhouse me ha dado. Ése es el hecho de que la vida está llena de cambios, y si nosotros no nos ajustamos a los cambios, entonces, también nosotros nos  volvemos las cenizas en el suelo, como fertilizante, listo para el nuevo crecimiento.

 

Sigamos adelante en nuestro crecimiento recién descubierto y lo hacemos en nuestro propio cuerpo y, nuestra propia nueva expresión de la vida en la tierra y en los cielos, como el mismo lugar Uno en el mismo.

 

Gracias querido Espíritu / Dios, la Eterna Llama.

 

Amor, Nancy Tate