MENSAJE DEL MAESTRO SAINT GERMAIN

8 de octubre de 2007.

 

Nunca pierdan de vista el hecho de que absolutamente nada puede evitar la llegada de los tiempos finales. Es un evento que ha sido decretado por el Creador y ha permitido que aquellos que lo cumplan, aseguren activamente que el plan funcione. Cualquier cosa que ocurra en la Tierra que pudiera parecer apoyar otro rumbo, sólo tendrá un impacto limitado y ya está perdiendo su fuerza para mantener su presencia.

 

El poder más grande es que su creciente conciencia, entre más conocen la verdad de su realidad, están visualizando una realidad nueva. Por un largo período de tiempo hemos plantado las semillas del cambio en sus mentes y ahora están manifestando los mismos pensamientos que están haciéndolas existir. Somos una fuerza colectiva para bien y entre más Luz atraigan a la Tierra , más les enviaremos. La Ley de Atracción siempre está activa y los alentamos a que apeguen a sus deseos para hacer que existan los cambios positivos.

 

El proceso de cambio está en continua aceleración y está trayendo una serie de eventos que los están llevando al término. Es maravilloso notar su crecimiento individual y cómo son capaces de dejar atrás una cultura basada en el miedo por otra que promete absoluta paz. No sólo eso; su aceptación de la naturaleza de los cambios es muy importante, ya que las predicciones de antaño referentes a los tiempos finales han sido enlazadas con la muerte y la destrucción. Los cambios inevitablemente resultarán en algún trastorno físico, pero es controlado por nosotros para asegurar que se esparza sobre un área más grande para minimizar su efecto.

 

Su visión de los cambios que los harán avanzar está ayudando a traerlos a sus vidas justo ahora. Ustedes están cambiando y así también la Tierra y no pueden ayudarla, si no son elevados a las vibraciones superiores. Eventualmente, aquellas almas que no puedan ajustarse a ellas dejarán la Tierra y hallarán que continuarán existiendo en una dimensión similar a la actual. Los Señores del Karma y los Seres Superiores que tienen el futuro en sus manos están conscientes de las necesidades de cada alma y ninguna carecerá de Amor y Comprensión.

 

Todos ustedes son conocidos por su plan de vida y se pone gran cuidado y devoción en sus necesidades. El gran plan está relacionado con su evolución y no será completado hasta que todas las almas hayan regresado totalmente a la Luz. Cuando transcurra el tiempo, entonces tendrán contacto con los Seres Superiores y con muchas grandes almas y líderes tales como Jesús. La llegada de la energía Crística ya ha tenido lugar y está anclada en cada alma que ha alcanzado un nivel alto de entendimiento. Es el Amor que no conoce límites y puede darse incondicionalmente a todas y cada alma. La llegada del Cristo es una energía colectiva que los llevará hacia las dimensiones superiores y la Ascensión.

 

Su potencial es ilimitado y nunca cesan de ir aún más alto, a través de las tantas dimensiones. Estarán –literalmente- expandiéndose hacia un gran y maravilloso Ser de Luz. ¿No les hemos dicho que son dioses en formación y que verdaderamente ese es su verdadero destino? En lo profundo de su inconsciente saben que esto es cierto, dado que vinieron de los niveles más altos para experimentar la dualidad. Esto no tiene nada que ver con su ego y que no se infle al tener ese conocimiento. Ya saben que todas las almas tuvieron su comienzo en la Fuente de Todo lo que Es. ¿No es natural, por lo tanto, que en tanto se expande su conciencia, se sientan en armonía con la verdadera naturaleza del Hombre?

 

En la Tierra siempre ha habido una actitud que ha promovido la idea de todos para sí mismos. Eso ha abrigado y alentado la codicia, que negado a los demás su herencia de la Tierra. La Madre Tierra siempre ha cubierto sus necesidades y se suponía que deberían ser compartidas entre ustedes y no beneficiar a un puñado de individuos. Hay de sobra para todos y cómo podía haber sido de otra forma, cuando su evolución ha sido planeada y no simplemente algún tipo de suceso al azar. Sin embargo, puesto que siempre se les ha dado libre albedrío, ha dependido de ustedes cómo han vivido sus vidas.

 

La Voluntad de Dios es que vivan en completa Armonía, Amor y Felicidad. Una vez que vean esto como el único camino por delante y vivan su vida realizando la Voluntad de Dios, entonces verán los frutos de su labor al manifestar esas cualidades en su vida. Para ustedes es lo más natural hacerlo, porque son seres benignos y un verdadero reflejo de Dios encarnados para su comprensión de la fisicalidad. Cuando aumente su cociente de Luz, se hallarán gravitando fuera de las viejas formas que ya no les sirven.

 

Al vivir su Luz estarán haciendo todo lo que puede pedirse de ustedes y estarán contribuyendo al elevamiento e iluminación de otros. Algunos preguntan qué pueden hacer para ayudar a la Tierra y a las almas que viven en ella. Digo una vez más, vivan su Luz para que pueda abrir los corazones y ojos de otros que están buscando su propia salvación. Enseñen con el ejemplo y cuando su Luz brille, tocará a los demás, dondequiera que se encuentren. El carisma y personalidad de quienes caminan en su Luz atrae a los demás hacia ellos, así como tienen muchos maestros de su pasado y también en el presente. Hoy, el número de seres iluminados que recorren su Tierra ha crecido sustancialmente. Eso tiene su crédito en la intención de anclar su Luz en la Tierra y es totalmente efectivo en transmutar las energías oscuras.

 

Su Luz es su protección contra todos los asaltos en su contra. Nada que esté basado en el miedo la penetrará y su semblante pacífico incluso calmará a aquellos que puedan tener la idea de llevar a cabo un asalto físico sobre ustedes. Luz es Amor y es la energía más poderosa que existe y ustedes sólo pueden tenerla en una pequeña cantidad, pero aún así, es su armadura y protección contra las energías oscuras. Permanezcan tranquilos, a pesar de lo que suceda a su alrededor y vean cómo tienen un efecto tranquilizante sobre los demás. Eso les servirá bien en el próximo período, cuando la oscuridad tenga su última juerga para evitar su inevitable derrota.

 

Yo Soy St. Germain y como siempre, estoy a sólo susurro si dicen mi nombre. Hemos estado juntos muchas veces y los llevaré a la Nueva Era. Muchos me acompañarán y viajaremos a nuevas alturas hacia la Luz. El camino se ha abierto y la Ascensión es su escalera al éxito.

 

Gracias St. Germain.

Mike Quinsey.